Autoestima

El modelo terapéutico gira en torno al trabajo sobre la AUTOESTIMA, puesto que la relación con nosotros mismos suele determinar la gran mayoría de los aspectos esenciales de nuestra vida, como el modo en que nos relacionamos con los demás, resolvemos nuestros problemas, o la manera que tenemos de afrontar nuestras circunstancias.

La Autoestima está altamente relacionada con otros conceptos como la Inteligencia Emocional y el Autoconcepto, con los cuales también trabajamos en terapia para obtener grandes beneficios, logrando un mayor control sobre lo que pensamos, lo que sentimos y lo que hacemos, hasta llegar a volver a ser los verdaderos protagonistas de nuestra propia vida.

A medida que logramos avanzar en nuestros niveles de autoestima y autoconocimiento, vamos a ir descubriendo nuestro propio potencial interno, abandonando viejas rutinas y consiguiendo mejorar nuestras relaciones con los demás, ya sea con la pareja, familia, amigos o compañeros de trabajo.

Este modelo de trabajo ha demostrado ser altamente eficaz para resolver problemas como la depresión, la apatía, las crisis de ansiedad, y determinados tipos de fobias, así como problemas emocionales derivados de una separación, o ante problemas de pareja.

“La satisfacción de la necesidad de autoestima conduce a sentimientos de autoconfianza, valía, fuerza, capacidad y suficiencia, de ser útil y necesario en el mundo.”  A. Maslow

autoestima positiva

autoestima positiva